TEJIENDO LA VIDA

¿Empezar otra vez? No lo creo así, pero no puedo negar que en varias ocasiones, lo percibí de esa manera!

La vida me resulta tan maravillosamente perfecta, con todos sus colores, formas, sonidos, desniveles, matices, no deja de sorprenderme cada instante, cuando me encuentro ante episodios tan lejanamente inimaginables. Vienen a mi pensamientos como; que la realidad es permeada por una locura causal, que resulta de la atracción de sucesos del inconsciente que se visualizan con tanta fuerza, que se materializan, y ciertas veces nos da miedo o hasta escalofrió aceptar la conexión divina con los sueños, la causa y los efectos. Tan es así que la sorpresa embarga nuestra reacción.

Como lo expresé anteriormente, no se trata de empezar otra vez, se trata de continuar con conciencia el tejido de la vida, entendiendo, que al entregarse a la manifestación del destino a través de mi misma, va fluyendo la puntada que debe ser tejida, y que consciente y estando atenta, se podrá estar a la altura de las oportunidades, y de esa forma construir con sentido, el siguiente paso… el presente.

Cada movimiento, viaje, los nuevos aires, los nuevos lenguajes, las sonrisas, los símbolos de cada cultura, olores de cada territorio, son piezas necesarias para el tejido de la humanidad. El cual para mí, es un propósito superior, que se canaliza a través de mis pasos, de las enseñanzas que día a día adquiero y que van permeando mi SER, mi sabiduría interna, mi actuar, la manera en que me interrelaciono y sigo tejiendo con el todo.